Información

Partes comestibles de vegetales: ¿Cuáles son algunas partes comestibles secundarias de vegetales?

Partes comestibles de vegetales: ¿Cuáles son algunas partes comestibles secundarias de vegetales?


Por: Amy Grant

¿Alguna vez has oído hablar de plantas vegetales comestibles secundarias? El nombre puede ser de origen más reciente, pero la idea definitivamente no lo es. ¿Qué significan las plantas vegetales comestibles secundarias y es una idea que puede serle útil? Siga leyendo para obtener más información.

Información sobre partes comestibles de plantas vegetales

La mayoría de las plantas vegetales se cultivan con uno, a veces con dos propósitos principales, pero en realidad tienen una multitud de partes comestibles útiles.

Un ejemplo de partes comestibles secundarias de una verdura es el apio. Probablemente todos hemos comprado la vaina de apio recortada y suave en las tiendas de comestibles locales, pero si eres un jardinero hogareño y cultivas el tuyo propio, sabes que el apio no se parece mucho a eso. No se parece en nada a lo que compramos en el supermercado hasta que se recorta la verdura y se eliminan todas esas partes comestibles secundarias de la verdura. De hecho, esas tiernas hojas tiernas son deliciosas picadas en ensaladas, sopas o cualquier cosa en la que uses apio. Saben a apio pero un poco más delicadas; el sabor se apaga un poco.

Ese es solo un ejemplo de una parte vegetal comestible que a menudo se desecha innecesariamente. De hecho, ¡cada uno de nosotros desecha más de 200 libras (90 kg) de alimentos comestibles por año! Algunas de estas son partes de vegetales comestibles o partes de plantas que la industria alimentaria desecha porque alguien las considera inadecuadas o poco apetecibles para la mesa. Algo de esto es el resultado directo de tirar alimentos que hemos sido condicionados a pensar que no son comestibles. Cualquiera que sea el caso, es hora de cambiar nuestra forma de pensar.

La idea de utilizar partes comestibles secundarias de plantas y verduras es una práctica común en África y Asia; el desperdicio de alimentos es mucho mayor en Europa y América del Norte. Esta práctica se conoce como "de raíz a raíz" y en realidad ha sido una filosofía occidental, pero no recientemente. Mi abuela crió a sus hijos durante la depresión cuando la filosofía de “desperdiciar no querer no” estaba de moda y todo era difícil de conseguir. Puedo recordar un delicioso ejemplo de esta ideología: los encurtidos de sandía. Sí, absolutamente fuera de este mundo y hecho con la cáscara blanda desechada de la sandía.

Partes de vegetales comestibles

Entonces, ¿qué otras partes de vegetales comestibles hemos estado descartando? Hay muchos ejemplos, que incluyen:

  • Mazorcas de maíz tiernas y borla desplegada
  • Tallo de flor (no solo los floretes) de brócoli y cabezas de coliflor
  • Raíces de perejil
  • Vainas de guisantes ingleses
  • Semillas y flores de calabaza
  • La cáscara de sandía antes mencionada

Muchas plantas también tienen hojas comestibles, aunque la mayoría de ellas se comen cocidas, no crudas. Entonces, ¿qué hojas de vegetales son comestibles? Bueno, muchas plantas vegetales tienen hojas comestibles. En las cocinas asiática y africana, las hojas de boniato han sido durante mucho tiempo ingredientes populares en salsas de coco y guisos de maní. Una buena fuente de vitaminas y llena de fibra, las hojas de batata añaden un impulso nutricional muy necesario.

Las hojas de estas plantas también son comestibles:

  • Judías verdes
  • Habas
  • Remolacha
  • Brócoli
  • Zanahorias
  • Coliflor
  • Apio
  • Maíz
  • Pepino
  • Berenjena
  • Colinabo
  • Okra
  • Cebolla
  • Guisantes ingleses y sureños
  • Pimienta
  • Rábano
  • Calabaza
  • Nabo

Y si no ha explorado las delicias de las flores de calabaza disecadas, ¡le recomiendo que lo haga! Esta flor es deliciosa, al igual que muchas otras flores comestibles, desde la caléndula hasta la capuchina. Muchos de nosotros cortamos las flores de nuestras plantas de albahaca para engendrar una planta más frondosa y permitir que toda su energía se dedique a producir esas deliciosas hojas, ¡pero no las deseche! Use las flores de albahaca en té o alimentos que normalmente condimentaría con albahaca. El sabor de los delicados cogollos es solo una versión más delicada del sabor robusto de las hojas y perfectamente útil, al igual que los cogollos de muchas otras hierbas.

Este artículo se actualizó por última vez el

Leer más sobre Cuidado general del huerto


Una lista de hojas comestibles

Artículos relacionados

Los jardines ya abundan en hojas comestibles, y si le interesa aumentar el número disponible en su jardín, no es difícil encontrar plantas adicionales que se ajusten a sus necesidades. Aunque muchas personas también juran cosechar hojas silvestres, sin embargo, debe tener cuidado al cosechar plantas fuera de su jardín para identificarlas correctamente antes de comerlas.


Jardinería comestible perenne: plante estos más de 70 comestibles una vez y coseche durante años

La jardinería perenne comestible es una forma de cultivar deliciosas cosechas mientras se ahorra tiempo, dinero y esfuerzo. Plante cualquiera de estas más de 70 verduras, frutas o hierbas perennes una vez y coseche de ellas durante años. También incluye un recorrido en video de comestibles perennes al final.

La mayoría de nosotros cultivamos productos comestibles a partir de semillas o plantas que comenzamos en el año de crecimiento, cosechamos y luego tenemos que volver a crecer. Eso se debe a que muchas de nuestras verduras comunes mueren cuando las recogemos o, finalmente, mueren cuando llega el frío. Sin embargo, existe una forma más fácil de cultivar. Un enfoque que es mucho menos funcional, más confiable y le presenta un mundo de comestibles nuevos e increíbles. Plante cultivos perennes una vez y coseche de ellos durante años.

Beneficios de los cultivos perennes

Para cualquiera que se haya encontrado con poco tiempo o que quiera evitar un trabajo agotador, los cultivos perennes y ornamentales son su respuesta. Vuelven a crecer fielmente en primavera y, a menudo, son algunas de las primeras plantas que florecen y producen en el jardín. Sé que puedo contar con que las cebolletas de ajo saldrán a fines del invierno, junto con otros miembros de la familia de las cebollas perennes.
Si bien siempre cultivaré cultivos anuales a partir de semillas, también reconozco el valor de las plantas perennes. De hecho, aproximadamente la mitad de mi huerto está lleno de ellos, desde moras sin espinas hasta brócoli de nueve estrellas, oca y cebollas galesas.

Las cebollas galesas son como cebolletas gigantes

Los cultivos perennes requieren poco mantenimiento

Los cultivos perennes no solo son longevos, sino que muchos son resistentes al invierno, duraderos y resistentes a las plagas. Debido a que viven en el suelo a largo plazo, también pueden tener sistemas de raíces más extensos, lo que los hace resistentes a la sequía. Piense en el último período de sequía que tuvo su jardín: estaba regando los guisantes de hoja verde, las lechugas y las espinacas en lugar del viejo manzano. Un jardinero inteligente puede comprender los beneficios de los cultivos de bajo consumo y mantenimiento. Además, dado que las plantas perennes viven en el suelo durante años, ayudan a detener la erosión del suelo y mantienen el carbono atrapado en el suelo. Eso demuestra que lo inteligente también puede ser ecológico.

La oca es una verdura perenne que puede producir hasta tres libras de tubérculos por planta.

Tipos de cultivos perennes

En mi opinión, hay cuatro tipos de cultivos perennes, y puede usarlos todos para crear su jardín perenne comestible. Los comestibles de estos grupos le darán rendimientos año tras año, por lo general sin que tenga que hacer nada más que cubrirlos con mantillo y podarlos. Encontrará cultivos alimentarios perennes que se clasifican en:

  • Vegetales perennes
  • Raíces, bulbos y tubérculos
  • Bayas y frutas perennes
  • Hierbas perennes

Los frijoles escarlata son perennes en las zonas 8-10

Cultivos anuales y bienales

Muchas de nuestras hortalizas comunes son anuales o bienales, y aunque sus ciclos de vida son diferentes, solo se obtiene una buena cosecha el primer año. Incluso si algunos de ellos sobreviven tanto a la cosecha como al invierno, brotan directamente en flor en la primavera. Después de eso, sus raíces se vuelven leñosas y sus hojas amargas mientras dirigen toda su energía a la producción de semillas. Después de sembrar, mueren, dejando que las semillas continúen con la siguiente generación. Las zanahorias, las remolachas y las acelgas son todas bienales.

Otras, como las calabazas, crecen todo el año, producen frutos y luego se marchitan y mueren tan pronto como baja la temperatura. Una vez más, sus semillas son de las que depende la planta para volver a crecer el próximo año. Algunos cultivos pueden darte varias cosechas si eres inteligente en la forma en que lo haces, pero eventualmente, ellos también sembrarán y morirán ese mismo año. La lechuga, por ejemplo, se convertirá en semilla en semanas o meses, incluso si solo cosechas unas pocas hojas a la vez.

Los espárragos pueden crecer durante al menos veinte años.

Jardinería perenne comestible

Los cultivos perennes se diferencian por su longevidad. Para ser un cultivo perenne, una planta debe poder sobrevivir al invierno y producir una cosecha considerable el próximo año y el año siguiente. Los cultivos perennes también sobreviven año tras año, ya sea como árboles de hoja perenne o como herbáceas perennes. Las plantas perennes de vida corta pueden vivir de tres a cinco años antes de necesitar ser reemplazadas e incluyen la col rizada perenne y el brócoli de nueve estrellas.

Las plantas perennes de larga vida pueden vivir de cinco a veinte años y, a veces, mucho más. Los espárragos viven veinte o más años, y el ruibarbo puede vivir medio siglo en el lugar correcto. He oído hablar de que el ruibarbo es lo único que sobrevive de las aldeas abandonadas hace mucho tiempo.

El ruibarbo puede vivir décadas, pero produce mejor si se divide cada cinco años.

Cosecha de cultivos perennes

Cada cultivo perenne es diferente y, según el que tengas, cosechas las cabezas de las flores, las hojas, las bayas, las frutas o los tubérculos. Con plantas frondosas, manténgase alejado y solo tome un máximo del treinta por ciento del crecimiento, antes de permitir que vuelva a crecer. Esta regla general ayuda a las plantas perennes a sobrevivir para ver otra cosecha.

Con los tubérculos, asegúrese de guardar algunos para replantar y lo mismo ocurre con las plantas que crecen a partir de bulbos. Evite cosechar los bulbos, o todos, para permitir que las plantas sobrevivan. La cosecha conservadora mantendrá vivos sus cultivos perennes tanto como cultivar los adecuados para su clima.

Las alcachofas producen capullos comestibles durante unos ocho años antes de necesitar ser reemplazadas

La resistencia de las verduras perennes

Las hortalizas perennes son cultivos de larga duración con tallos, hojas, botones florales, semillas, raíces o tubérculos comestibles. Algunos son muy conocidos por nosotros, pero muchos otros son oscuros o solo se cultivan en ciertas regiones del mundo. Los cultivos perennes serán diferentes según su clima, ya que algunos no sobrevivirán a inviernos bajo cero. Por ejemplo, los frijoles escarlata crecen como cultivo anual en lugares que tienen inviernos fríos. En su hogar de América Central e incluso en climas templados más cálidos, puede crecer como una planta perenne.

La siguiente tabla enumera muchos comestibles perennes que puede cultivar en un jardín templado promedio, junto con las puntas de cultivo y sus zonas de resistencia del USDA. También puedo recomendar estos libros como guías para cultivar un huerto perenne.

Las cebollas que caminan forman bulbillos comestibles en la parte superior de sus tallos.

Verduras perennes

Vegetal perenne Zonas de resistencia del USDA Consejos de crecimiento
Espárragos
Espárragos officinalis
3-8 Los espárragos son brotes inmaduros que se recogen en primavera antes de que tengan la oportunidad de convertirse en tallos altos y hojas plumosas. Cultivado a partir de "coronas" de dos años, solo debe cosechar espárragos después de su tercer año en el suelo. Una vez que sus plantas se establezcan, pueden seguir produciendo durante veinte años o más.
Puerro de Babington (puerro salvaje)
Allium ampeloprasum var. babingtonii
5-9 Este puerro salvaje y perenne crece en suelos arenosos en todas las islas británicas, pero tolera la mayoría de los tipos de suelo y pH. Se propaga a través de su bulbo y bulbos y, cuando se cosecha, se parece mucho a un puerro estándar, aunque el sabor es un poco más a ajo. La planta puede crecer hasta seis pies de altura y necesita pleno sol, pero es resistente a los fuertes vientos y lugares expuestos. Toda la planta es comestible, incluido el conjunto superior de bulbillos.

Las alcachofas de Jerusalén también se llaman Sunchokes

Raíces, bulbos y tubérculos

Hay tantas raíces, bulbos y tubérculos comestibles perennes disponibles que merecen su propia sección. Los tipos a continuación tienen partes subterráneas sabrosas y, a veces, llenas de energía, y muchas pueden persistir en el suelo de un año a otro. Si tiene inviernos bajo cero, asegúrese de levantar los tubérculos y replantarlos el próximo año para asegurarse de que sobrevivan.

Vegetal perenne Zonas de resistencia del USDA Consejos de crecimiento
Alcachofa china (Crosnes)
Stachys affinis
5-9 Coseche los peculiares tubérculos blancos de esta planta a principios de otoño y sírvalos crudos o ligeramente salteados. Cada planta solo produce alrededor de 6 onzas (170 g) de tubérculos, y son pequeños de solo una a dos pulgadas de largo. Aún así, son un manjar y vale la pena su esfuerzo si tiene espacio para dárselos. Tienen una textura de castaña de agua y un sabor a nuez. En regiones templadas, puede dejar algunos de los tubérculos en el suelo para que vuelvan a crecer el próximo año. Prefiere suelos bien drenados a pleno sol y no le gustan las heladas. Plante solo cuando el suelo se caliente en primavera.
Achicoria (Radicchio)
Cichorium intybus
3-9 La achicoria se cultiva por sus hojas amargas que se pueden comer crudas o cocidas y por su raíz profunda, que se puede hornear y moler en un sustituto del café. Cultivar achicoria como planta perenne puede ser un desafío, ya que las plantas que crecen a partir del mismo paquete de semillas pueden tener diferentes características de crecimiento y pueden ser anuales, bienales y perennes. Algunos cultivares como Variegata di Castelfranco e Italiko Rosso pueden tener más tendencia a perennializarse. Siembre a partir de semillas a mediados del verano a pleno sol y suelo fértil. Adelgace hasta un pie de distancia (30 cm) y coseche las hojas después de la primera helada. Si alguna planta sobrevive al invierno, déjela crecer para ver si es perenne.
Dalia
Dahlia x pinnata syn. Dalia variabilis
Dalia coccinea
8-11 Es posible que los tubérculos de todas las dalias sean comestibles, pero lo más probable es que el que tienes cultivando en tu jardín ahora mismo lo sea. Los tubérculos largos de sus plantas se pueden cosechar en otoño y comerlos crudos o cocidos. Se dice que la textura y el sabor son como el yacón: crujientes y de dulce a suave. Sin embargo, si ha comido alcachofas de Jerusalén y ha tenido mucho viento o calambres, tenga cuidado. Los tubérculos de dalia contienen la inulina de carbohidratos no digeribles y pueden tener el mismo efecto. Cultiva dalias a partir de semillas o tubérculos en primavera y levanta los tubérculos en otoño si tienes inviernos fríos. Prefiere suelos fértiles de drenaje libre y pleno sol. Las plantas crecen mejor si se les brinda apoyo.
Guisante de tierra
Lathyrus tuberosus
6-8 Los tubérculos del tamaño de una nuez de esta leguminosa perenne saben a guisantes cuando están crudos y a castañas cuando se cocinan (generalmente hervidos o asados). Son una planta silvestre que se cultivaba comúnmente en Europa en el pasado y se conoce en Francia como macusson. La planta crece de 30 a 32 pulgadas de alto con hojas alternas ovaladas, flores rosadas parecidas a un guisante profundamente perfumadas y un tallo trepador parecido a un guisante de olor. A menudo se encuentra creciendo de forma silvestre en tierras cultivadas, puede tener raíces de 16 ”de profundidad y enviar sus tallos trepadores a cultivos como el trigo. Puede ser mejor cultivar este cultivo en contenedores. Crece a partir de semillas en primavera.
Rábano picante
Armoracia rusticana, syn. Cochlearia armoracia
3-9 Un poco vale mucho cuando se trata de raíces de rábano picante picantes. Sin embargo, las plantas pueden desarrollar enormes raíces principales y volverse invasoras si las planta en una situación abierta. Incluso el trozo más pequeño de raíz que quede en el suelo puede hacer crecer una nueva planta. Es mejor comenzar sus plantas con una corona, o trozos de raíz de una planta madre, y crecer en un recipiente grande, incluso un cubo de basura viejo servirá. Tiene hojas altas y flojas parecidas a un muelle que aman el sol pero no son quisquillosas con el tipo de suelo.
Alcachofa de Jerusalén (Sunchokes)
Helianthus tuberosus
3-8 Las alcachofas de Jerusalén son un tubérculo estadounidense que crece a partir de tallos de hojas gruesas de más de dos metros y medio de altura. Produciendo flores parecidas a las de un girasol, también se las conoce como sunchokes y no están relacionadas con las alcachofas. Coseche los tubérculos ricos y con sabor a nuez a principios de otoño, cuando la planta se haya apagado, y guarde algunos para replantar el próximo año. Hay más de dos docenas de cultivares disponibles, incluidos Fuseau, Bear Valley Purple y Mammoth French White. Puede extenderse fácilmente, así que considere cultivar en contenedores grandes. También puede causar hinchazón de estómago y gases en hasta el cincuenta por ciento de la población, pero el sabor es tan delicioso que muchas personas se ocupan de las "Fartichokes". Crece en las zonas 2-8 del USDA, aunque es posible que los tubérculos no sobrevivan en el suelo debajo de la zona tres.
Oca (ñame de Nueva Zelanda)
Oxalis tuberosa
8-9 Los tubérculos de oca varían en color de rosa a blanco a magenta y solo comienzan a formarse debajo del follaje de madera de acedera en el otoño. Los tubérculos se cosechan a fines del otoño o principios del invierno, y el rendimiento puede ser de hasta tres libras por planta. Tienen un sabor único que es cítrico y parecido a la papa y la textura cocida es como un nabo cocido. También puedes comer los tubérculos crudos y tienen un agradable crujido. Crece a partir de tubérculos a fines de la primavera y, si tienes un clima invernal templado, puedes dejar algunos en el suelo para que crezcan el próximo año. Siempre extraño a algunos y crecen solos como voluntarios. Más consejos para el cultivo de oca aquí.
Papa
Solanum tuberosum
8-12 Cualquiera que tenga inviernos suaves y cultive papas sabe cómo pueden volver a crecer el próximo año si no las cosechas. Aunque no se recomienda guardar las papas para replantarlas el próximo año (debido a posibles patógenos), hay un fitomejorador en los EE. UU. Que ha desarrollado "papas perennes" para inviernos / climas fríos. Aunque las papas comunes perecerán si el suelo se congela, estas pueden sobrevivir para producir una pequeña cosecha el próximo año. Las papas pueden crecer en casi todas las zonas de resistencia, 3-12, si las cultivas anualmente.
Skirrets
Sium sisarum
5-9 Una verdura europea pasada de moda, los skirrets son una verdadera perenne y vuelven año tras año con sus masas de raíces con sabor a zanahoria. Puede crecer hasta cuatro pies de altura en verano, y las coronas que forman grumos se cosechan en otoño después de que hayan tenido un verano para completar. Crezca a partir de semillas o coronas en primavera y comience a cosechar después del segundo año cuando el follaje se haya secado. Excave las coronas, tome las mejores raíces como cosecha y vuelva a plantar la corona para que crezca un año más. Si desea aumentar sus plantas, puede separar coronas individuales y plantarlas por separado. Prefiere suelos húmedos y fértiles de drenaje libre a pleno sol.

Frutas y bayas perennes

La fruta perenne siempre es ganadora en el jardín. Aunque los árboles, las enredaderas y los arbustos pueden ocupar mucho espacio, las jugosas recompensas valen la pena la inversión. Con árboles frutales y arbustos, tiende a comer solo frutas y bayas, aunque hay excepciones. Las hojas de parra son comestibles y se utilizan en la cocina griega para hacer paquetes de comida. Algunas flores de frutas perennes también son comestibles.

  • manzana
  • Albaricoque
  • Grosella negra
  • Arándano
  • Boysenberry
  • cereza
  • Arándano
  • Uvas
  • Grosella
  • Jostaberry
  • kiwi
  • Loganberry
  • Pera
  • Physalis (uchuva)
  • Ciruela
  • Membrillo
  • Frambuesa
  • Grosella
  • fresa
  • Tayberry
  • Mora sin espinas
  • Gaulteria

Muchas hierbas de jardín son de hoja perenne o vuelven a crecer cada año.

Hierbas culinarias

Muchas hierbas de jardín no solo son resistentes, sino que prosperarán año tras año. Incluso cuando no crece mucho en el jardín, aún puede cortar y cosechar una ramita de romero o un puñado de ajedrea para agregar sabor a los platos de invierno. Muchas hierbas perennes también prosperan en suelos pobres, lo que las hace ideales para áreas del jardín donde otras plantas no crecen.

La mayoría de las hierbas perennes prefieren un suelo de drenaje libre y cosechar hasta un tercio de su crecimiento anual fomenta un crecimiento más frondoso. Muchos también se pueden cultivar en macetas y contenedores y se pueden llevar encubiertos durante el invierno. Tenga en cuenta que bastantes hierbas perennes provienen del Mediterráneo, por lo que es posible que no sobrevivan a los inviernos por debajo de la zona de resistencia 8 del USDA.

  • Albahaca (zona 10 y superior)
  • laurel
  • Cebollín
  • Cebollino de ajo
  • Verbena de limón
  • Bálsamo de limón
  • Lovage
  • Mejorana
  • menta
  • Orégano
  • Romero
  • sabio
  • Burnet de ensalada
  • Dulce cicely
  • Estragón
  • Tomillo
  • Ajedrea de invierno


Siembra acompañante con borraja

Las bonitas flores azules de la borraja son una perfecta planta compañera de fresa. Las flores traen polinizadores para mejorar la producción de frutos en sus plantas de fresa. También se dice que disuaden a las orugas en sus tomates y plantas de repollo.

Las flores de borraja tienen un sabor similar al de los pepinos, por lo que son un complemento natural para ensaladas y sándwiches. También puedes usarlos para darle sabor al agua. Las hojas jóvenes también son comestibles, pero desarrollan una textura espinosa a medida que envejecen.

Esta hierba de plantación compañera a la antigua es fácil de cultivar y se cuidará sola. Dirija la semilla a su jardín en la primavera y deje que la planta se auto sembre para la próxima primavera.


3. Frijoles

Muchas legumbres pueden causar molestias gastrointestinales leves cuando están poco cocidas, pero los frijoles rojos (del tipo que casi siempre se usan en el chile) son especiales. Los frijoles contienen fitohemaglutinina, un compuesto químico que siempre tendré que copiar y pegar porque, ¿me estás tomando el pelo con esa palabra? La ingestión de solo unos pocos frijoles poco cocidos puede causar diarrea y vómitos graves. Según la FDA, no es fatal y rara vez resulta en hospitalización, pero es bastante común que las personas terminen enfermas después de masticar algunos frijoles simplemente empapados.


Identificación de las plantas vegetales más comunes

Si bien siempre nos encanta cuando PlantSnap puede ayudar a las personas a identificar fotos (solo necesita su teléfono, una planta adulta e iluminación decente para identificar plantas con PlantSnap), siempre hay limitaciones. PlantSnap no puede identificar plántulas o plantas dañadas, por lo que es mejor poder identificar plantas vegetales sin su teléfono.

Una vez que haya identificado las plantas vegetales en su jardín, probablemente sea el momento de etiquetarlas.

Desafortunadamente, probablemente no podamos guiarlo a través de exactamente qué variedad de vegetales tiene en su jardín (simplemente hay demasiados). Si ha plantado cuatro variedades diferentes de zanahorias, tendrá que esperar hasta la cosecha para saber cuál es cuál.

Frijoles

Planta de semillero: Las dos primeras hojas de un frijol de plántula se verán en forma de corazón. Cuando la planta es muy joven, es posible que pueda encontrar las cáscaras exteriores del frijol en la planta o muy cerca.

Estructura general: Trepadora y parecida a una vid o tupida, según la variedad

Sale de: Ven en tríos, bordes suaves. Dos crecen uno frente al otro con un tercero arriba. Generalmente son de color verde o morado.

Flores: Generalmente blanco, rosa o morado. Tienen la forma de una cabeza de elefante, con grandes pétalos verticales y una "quilla" que sobresale hacia afuera y hacia abajo.

Verduras: Las vainas de frijoles son generalmente visibles desde mediados del verano en adelante, lo que ayuda a que esta planta sea fácil de identificar.

Características notables: Busque flores con forma de cabeza de elefante o vainas de frijoles.

Parecidos: Plantas de guisantes. Los guisantes tendrán más zarcillos y tallos ligeramente más huecos.

Remolacha

Planta de semillero: Las plántulas de remolacha tienen hojas largas y lisas con tallos rosados ​​o morados. Pueden crecer varias plántulas a partir de una sola semilla.

Estructura general: Las remolachas crecen bajo tierra, por lo que la planta no es mucho para mirar. Las plantas de remolacha se ven como un montón de hojas que crecen en un montón, algo así como la lechuga.

Sale de: Larga y suave con vetas pronunciadas de color violeta o rosa.

Flores: Las flores de remolacha son tallos largos con diminutas flores de color blanco verdoso. Las flores de remolacha no son deseables porque significa que la planta envía energía a las flores en lugar de cultivar remolachas. Aprenda todo sobre cómo evitar que las remolachas se atornillen aquí.

Verduras: Las remolachas crecen bajo tierra, por lo que es poco probable que las veas a menos que limpies un poco de tierra. Varían en tamaño desde una pelota de golf (o más pequeña) hasta casi del tamaño de una bola de boliche. Generalmente son de un color violáceo profundo.

Características notables: Busque los tallos rosados ​​y las puntas de una remolacha que asoman.

Parecidos: Con sus hojas largas y tallos rosados, una planta de remolacha puede parecerse a las coloridas acelgas. Las acelgas tienen un sabor similar a las hojas de remolacha, por lo que hay poco que perder al mezclarlas. Por lo general, puede ver un poco de la parte superior de una remolacha madura asomando si realmente no puede averiguar cuál está mirando.

Repollo

Planta de semillero: Las plántulas de repollo tienen hojas redondeadas con dientes muy pequeños. A medida que crecen, adquieren un tallo central grueso y el característico color verde polvoriento (a menos que esté cultivando repollo morado).

Estructura general: El repollo es bastante consistente a medida que crece: tiene una estructura redonda con un grupo de hojas en forma de bola en el centro.

Sale de: Redondo con vetas blanquecinas muy visibles, ligeramente dentadas. Las hojas de col tienden a curvarse un poco hacia atrás desde el centro de la planta.

Flores: El repollo florece al final de la temporada. Esencialmente, el centro de la planta se abre en una flor. Las variedades ornamentales de repollo (sí, son una cosa) tienen un hermoso tono rosado.

Verduras: La verdura de la col es esa gran bola de hojas que está justo en el centro.

Características notables: Simplemente busque la bola de hojas en el centro, con venas prominentes.

Parecidos: El repollo es relativamente fácil de identificar. La coliflor tiene hojas similares, ¡pero las grandes flores blancas en el centro de la coliflor son un indicio de muerte!

Zanahorias

Planta de semillero: Las zanahorias muy jóvenes tienen hojas largas, delgadas, parecidas a hierba. A medida que envejecen, se esparcen en una forma plumosa, parecida a un helecho.

Estructura general: Hojas largas, de color verde brillante y parecidas a un helecho con una raíz larga (la zanahoria) debajo. Puede ser esponjoso o bastante alto.

Flores: Las flores solo aparecen durante el segundo año de vida de una zanahoria. Si ves flores, ¡la planta tiene dos años! Las flores son una extensión en forma de paraguas de pequeñas flores blancas.

Verduras: La zanahoria es inconfundible: larga, estrecha y generalmente de color naranja brillante. Las zanahorias también pueden ser blancas o de un color morado oscuro. La zanahoria en sí no se verá por encima del suelo en la mayoría de las condiciones de cultivo.

Características notables: Busque hojas plumosas parecidas a helechos.

Parecidos: Muchas otras plantas silvestres se parecen a las zanahorias, como Queen Anne's Lace (también comestible) y Hemlock (venenosa). La cicuta tiene manchas moradas o negras en su tallo liso, mientras que Queen Anne's Lace tiene un tallo peludo. ¡Las zanahorias generalmente no tienen mucho tallo central!

Coliflor

Planta de semillero: La coliflor bebé diminuta se parece bastante a una plántula de repollo. Tienen hojas redondeadas con dientes pequeños y venas prominentes. ¡En solo unas pocas semanas, debería ser fácil distinguir una coliflor de un repollo!

Estructura general: A medida que crece la coliflor, aparece una gran flor blanca en el centro de la planta. Esto es bastante inconfundible y realmente ayuda a diferenciar la coliflor del repollo. Las coliflores crecen muy cerca del suelo, con la "cabeza" sentada sobre la tierra.

Sale de: Las hojas de coliflor son redondeadas con gruesos tallos blancos. Están ligeramente dentados y tienen un tono ligeramente polvoriento. Rodean la flor de coliflor blanca.

Flores: El florete blanco en el centro de una coliflor (la parte comestible) es en realidad flores compactadas y sin desarrollar.

Verduras: Las flores y el "vegetal" son la misma parte de esta planta.

Características notables: Florete blanco grande en el centro de la planta.

Parecidos: La coliflor joven puede parecerse al repollo.

Pepino

Planta de semillero: La plántula de pepino tiene hojas dentadas y arrugadas con venas visibles.

Estructura general: Las plantas de pepino son plantas rastreras, trepadoras o parecidas a enredaderas que rápidamente se apoderan de muchos jardines. Tienen hojas grandes, flores amarillas y producen muchos pepinos por planta.

Sale de: Las hojas de pepino son grandes (a menudo más grandes que tu mano) con cinco puntas ásperas. Las hojas están ligeramente dentadas, pero esto es difícil de notar desde la distancia.

Flores: Las flores de pepino son de color amarillo pálido a brillante, con pétalos fusionados que se dividen en puntos más alejados del tallo.

Verduras: Los pepinos son largos, cilíndricos y verdes. Pueden variar en tamaño desde el tamaño de un dedo hasta casi el tamaño de su antebrazo. Se parecen bastante al calabacín.

Características notables: Busque una planta trepadora, que se arrastre, parecida a una enredadera, que produzca verduras largas, cilíndricas y verdes.

Parecidos: Los pepinos y los calabacines se confunden fácilmente en el supermercado, ¡pero no en el jardín !. La planta de calabacín no se convierte en un gigante trepador parecido a una enredadera como lo hacen las plantas de pepino; en cambio, es más una colección tupida de hojas y vegetales. El calabacín también tiene tallos gruesos pero huecos que se pueden triturar entre los dedos.

Berenjena

Planta de semillero: La plántula de berenjena tiene hojas lisas de color verde brillante con una punta redondeada.

Estructura general: Una planta relativamente alta con tallos violáceos, la berenjena crece con las berenjenas. colgante en lugar de en el suelo (como mucha gente sospecharía).

Sale de: Las hojas adultas de berenjena son grandes con tallos y venas violáceas. Tienen muchos dientes y son mucho más largos que anchos.

Flores: Las flores de berenjena son hermosas, con cinco o seis pétalos de color púrpura brillante fusionados y un estambre amarillo brillante.

Verduras: La berenjena en sí es difícil de pasar por alto: cuelga de la planta y es de un color púrpura intenso y profundo. A menudo crecen hasta el tamaño de una botella de agua o más.

Características notables: Busque un tallo púrpura que sea mucho menos rojo que el tallo de la okra.

Parecidos: La berenjena no tiene ningún parecido cercano que pueda encontrar en su jardín.

Col rizada

Planta de semillero: Las plántulas de col rizada vienen en una variedad de formas y colores, dependiendo de la variedad de col rizada en su jardín. Es mejor postergar la identificación hasta que sean un poco mayores para la mayoría de los aficionados.

Estructura general: La col rizada es generalmente una planta tupida con hojas muy rizadas. No tiene mucho más allá de las hojas y los tallos son cortos, lo que mantiene la planta cerca del suelo.

Sale de: La col rizada varía en color desde el verde intenso al morado polvoriento. Generalmente son duros, de bordes rizados y tupidos. Dicho esto, ciertas variedades son mucho más (o mucho menos) rizadas que otras.

Flores: Las variedades de col rizada cultivadas para comer rara vez tienen flores tradicionales.

Verduras: Usted come las hojas rizadas de col rizada y no produce ninguna "verdura" tradicional.

Características notables: La más rizada y resistente de las plantas frondosas.

Parecidos: Si bien la espinaca y muchas variedades de lechuga también son bastante frondosas, no son tan rizadas y tupidas como la col rizada.

Colinabo

Planta de semillero: Las plántulas de colirrábano se parecen a las plántulas de repollo o coliflor, con hojas redondeadas y venas pronunciadas. Espere unas semanas para ver cómo madura la planta y recuerde que el colinabo es mucho menos común que el repollo o la coliflor en la mayoría de los jardines.

Estructura general: A la distancia, las hojas de colinabo se asemejan a las de algunas lechugas. A medida que se acerca, se da cuenta de que los tallos son demasiado largos y las hojas demasiado grandes. La parte comestible del colinabo crece como un círculo en forma de bulbo por encima del suelo. ¡Es difícil pasarlo por alto, y bastante extraño cuando está completamente desarrollado!

Sale de: Las hojas de colinabo son grandes y largas, con tallos pronunciados que las diferencian de los tallos de repollo o coliflor. Tienen venas blancas visibles y hojas rizadas a dentadas.

Flores: Las flores son pequeñas y amarillas, y crecen en tallos altos por encima del resto de la planta.

Verduras: El colinabo es una verdura bastante extraña que no encontrarás en muchos supermercados. Es redondeado y crece por encima del suelo con hojas que crecen de él. Pueden ser tan grandes como una pelota de béisbol y son de color verde pálido.

Características notables: ¡Es difícil pasar por alto la verdura sobre el suelo!

Parecidos: Ninguno a medida que madura la planta.

Lechuga

Planta de semillero: Las plántulas de lechuga son generalmente de un verde brillante. Dependiendo de la variedad, las hojas pueden tomar una variedad de formas. No hay un tallo central claro.

Estructura general: Hay muchas variedades de lechuga. En general, la planta crece cerca del suelo con un grupo de hojas. No hay un tallo central claro.

Sale de: Las hojas varían, pero generalmente son al menos del tamaño de una mano. Pueden tener tonos o tallos púrpuras o pueden ser de cualquier tono de verde. Pueden ser lisos o dentados y también rizados.

Flores: If left to grow for too long, lettuce “bolts,” where a single stalk grows up from the center, often at least a foot or two long. The flowers are unremarkable, small and white.

Vegetables: The leaves are the edible part of lettuce plants.

Notable Characteristics: Lettuce is a varied group of plants, which can make it confusing to identify at first.

Lookalikes: Spinach and kale may be similar. Spinach is a dark, glossy green with longer stems. Kale is tough and very curly-leaved.

Leeks

Seedling: Much like onion, leek seedlings look quite a bit like grass. They just have a few long, narrow leaves and no central stalk.

General Structure: Leek plants quickly grow into something quite different from an onion. They have a central stalk make up of the stems of all of the leaves. The “stalk” area is quite short, so the plant never gets very talll.

Leaves: The leaves are thick and curled slightly, but otherwise are similar to a grass or corn leaf. They grow bilaterally, not all the way around the stalk.

Flores: It’s unusual to see leek flowers in your garden until very late in the season. Then, you will see a long stalk with a ball of tiny white or purple flowers on top.

Vegetables: You eat the whitish root of leeks, below ground.

Notable Characteristics: Look for the bilateral growth of leek leaves to separate them from other root veggies with long, grass-like leaves.

Lookalikes: Young leeks may closely resemble onions or chives, but quickly grow into a more robust plant with thicker leaves. Leek plants may also closely resemble some lilies, but they won’t have the pretty flowers!

Okra

Seedling: Okra seedlings have roughly heart-shaped leaves, rounded with toothed edges. Some varieties may have pink or purple stems.

General Structure: This is a very tall plant, easily growing to taller than a person. It has large leaves and a slender stalk. The stalk is generally green but may be purplish red in some varieties.

Leaves: Large, heart-shaped leaves with slightly toothed edges.

Flores: White flowers with a purple center that resemble the Hawaiian Hibiscus flower.

Vegetables: Okra grows from where the flowers were, all up and down the plant. They are slightly sticky, with little hairs. They are roughly shaped like a Jalapeno. They are generally green but may be purplish red in some varieties.

Notable Characteristics: Okra plants are very sticky, especially if stems are broken. The okra itself grows upwards rather than hanging down.

Lookalikes: It’s hard to mistake this sticky plant for any other vegetable! There are several common weeds that resemble okra, so be sure to be vigilant with identification and removal of imposters.

Onion

Seedling: Baby onion plants look a bit like grass, with just a few stalk-like leaves poking up.

General Structure: Above the onion itself, onion plants look a lot like leeks. They have a bundle of long, grass-like leaves that tend to flop over as they lengthen. Below the bundle of leaves, though, there’s an unmistakable top of an onion. This may be harder to see in young plants.

Leaves: Long and grasslike, growing out from a central bundle and tending to fold over as they grow.

Flores: Quite similar to leeks, onion flowers are a rounded ball of tiny white flowers on a tall stalk.

Vegetables: The onion grows partially underground, but roughly ⅓ to ¼ of the onion generally will show above the dirt.

Notable Characteristics: Look for the top of an onion protruding above the soil.

Lookalikes: Onions can look quite a bit like leeks, shallots, or even chives at various stages of their lives. They are the only with a large onion bulb, though! They also may look like lilies, but again, lilies will lack the onion bulb.

Parsnip

Seedling: Parsnip seedlings are bright green, with leaves that range from rounded hearts to three-lobed. They are slightly toothed, growing bushier as they age.

General Structure: Parsnip is a short plant with many stems originating from the ground and no central stalk. The parsnip itself is a root, much like carrots.

Leaves: Parsnip leaves are roughly three-lobed with toothed edges. They’re about palm sized and look somewhat like cilantro leaves.

Flores: Parsnip flowers are very small and bright yellow, growing in in a loose umbrella shape.

Vegetables: Parsnip is a root vegetable, much like carrot. The veggie itself is long and white, generally a bit thicker and longer than your average carrot.

Notable Characteristics: Look for large, somewhat cilantro-like leaves on a short plant.

Lookalikes: Luckily, this plant doesn’t look much like its toxic relatives, cow parsnip and wild parsnip.

Shallots

Seedling: Look for thin, long leaves that closely resemble grass, onions, or leeks.

General Structure: Shallots, like their relatives, look like a bunch of grass-like leaves poking from a bundle in the ground. The shallot itself is below ground and may look like a very small onion.

Leaves: Long, grass-like leaves that roll in on themselves. Shallot leaves are often dead at the tip.

Flores: Like onions and leeks, shallots have a flower that is a burst of tiny white flowers on a single long stalk.

Vegetables: The shallot itself grows below ground. It looks much like a small onion, but won’t poke up above ground as much as an onion.

Notable Characteristics: Look for the rolled leaves to help distinguish from its relatives.

Lookalikes: Shallots broadly resemble onions and leeks. Leeks are larger, more robust plants while onions will have a much larger bulb.

Sweet Potatoes

Seedling: Distinguishable by their arrow-shaped leaves with prominent points near the stem, often have slightly purple undersides.

General Structure: A short, bushy plant with arrow-shaped leaves. Sweet potato often grows quite dense and low to the ground.

Leaves: Arrow-shaped and slightly glossy, with a slightly purplish underside.

Flores: Sweet potato flowers look a lot like morning glory flowers, with a white trumpet-shaped flower. The interior of the flower is often purple.

Vegetables: Sweet potatoes are large reddish tubers that protrude slightly above the ground.

Notable Characteristics: Look for low, bushy plants with arrow-shaped leaves.

Lookalikes: There aren’t many common lookalikes for sweet potatoes that you’re likely to find in your garden.

Tomato

Seedling: Young tomato plants quickly develop the characteristic toothed, lobed leaves of tomato plants.

General Structure: Tomato plants grow to be quite bushy, and often need to be staked or caged to keep them upright.

Leaves: Tomato leaves are complicated, with toothed edges and a roughly arrowhead shape. They can also be quite large, up to palm sized.

Flores: Small and yellow

Vegetables: Tomato fruit grow out of where the flowers were. They start green and then may mature to yellow, purple, or red. Tomato fruit vary greatly based on the variety of plant in your garden.

Notable Characteristics: The leaves of tomato plants are quite distinct.

Lookalikes: None that are commonly found in gardens.

Peas

Seedling: Almost immediately, pea plants will grow little tendrils that reach out, looking for something to climb on. Look for tendrils to identify peas.

General Structure: Peas are climbing plants with odd leaves that encircle the stem of the plant.

Leaves: One type of leaf encircles the stem of the plant, similar to a lion’s mane. Pea plants also sport oval shaped leaves that grow opposite each other on the outer branches.

Flores: Pea flowers are usually white, though they may be pink or purple. They look almost like elephants, with a big petal behind the others and then a keel below.

Vegetables: Peas hang from the plant where the flowers once were. Peas are long, thin, and green. The pea pod may be quite plump or rather flat, depending on the variety in your garden.

Notable Characteristics: The tendrils of peas are a dead giveaway.

Lookalikes: Pea plants broadly resemble beans, but have quite different leaves. Pea plants are also much more prone to climb than beans.

Peppers

Seedling: Pepper seedlings still sport the smooth-edged, shiny leaf of adult plants.

General Structure: Pepper plants are relatively tall, growing up to roughly knee or hip height in some cases. They are quite bushy with simple, smooth leaves.

Leaves: Simple and smooth, pepper leaves tend to have a shine to them. Veins are visible but not overly prominent.

Flores: White, with 5-9 pointed petals around a prominent center.

Vegetables: Peppers are a widely varied bunch. The pepper itself may be small and green (Serrano or Jalapeno) or large and almost any color (bell peppers). There are plenty of rarer pepper types to keep you guessing. All peppers are slightly waxy, and if cut are hollow inside.

Notable Characteristics: Look for simple, smooth, shiny leaves.

Lookalikes: Basil has similar leaves, but they tend to curl back while pepper leaves are pointed. Basil will also stay much smaller than most pepper plants.

Patatas

Seedling: Potato seedlings have rounded leaves with a textured surface, with rough leaf surfaces and indented veins.

General Structure: Potatoes grow as a low, bushy plant with multiple potato tubers growing underground.

Leaves: Potato leaves are simple, with smooth edges and pointed tips. Their veins are slightly indented, giving the leaves a puckered look.

Flores: Potato flowers are white, with fused petals and a prominent central stigma that is generally yellow.

Vegetables: Potatoes grow below ground, with multiple tubers per plant.

Notable Characteristics: Look for the simple, slightly wrinkled leaves on a low-growing bushy plant. You might also find the true fruit of a potato plant at times, which looks slightly like a tomato.

Lookalikes: There are no common look-alikes that are likely to show up in your garden.

Pumpkins

Seedling: Once they have more than two leaves (they have the typical smooth, rounded baby leaves at first), pumpkin seedlings have rounded leaves prominent teeth.

General Structure: A long, trailing vine that quickly takes over the garden if not planted carefully. Leaves are large and rough, stems have slight spines or hairs.

Leaves: Large, circular, and lobed with hairs and an overall rough texture.

Flores: Large, floppy orange flowers that look soft.

Vegetables: Pumpkins start out green, growing on the ground from the vine. They quickly mature into the large jack-o-lantern-like gourds we’re used to seeing in October.

Notable Characteristics: The plant is so rough and spiny, most people work with it wearing gloves.

Lookalikes: Since pumpkins are a type of squash, they look a lot like them! Some varieties of pumpkin, therefore, are nearly impossible to tell apart from squash. For amateurs, it’s often best to wait to see what the gourds mature into.

Radishes

Seedling: Seedling radishes have roughly heart-shaped leaves, with the point of the heart being the stem. The leaves are smooth and the veins are very small. They are almost identical to turnip seedlings.

General Structure: Radishes look like little more than a bundle of leaves from above-ground. The radish itself grows below ground.

Leaves: The leaves are long and slightly toothed and lobed, somewhat similar to dandelion leaves from a distance. The stems are longer with a whitish hue.

Flores: Flowers have four petals with pinkish purple on the tips.

Vegetables: The radish itself grows under the dirt, though its reddish top may poke up above ground as it matures.

Notable Characteristics: The radish is significantly smaller than most other underground vegetables.

Lookalikes: Some lettuce varieties may be similar, but they won’t have the red radish below!

Rutabaga

Seedling: Young rutabaga are relatively unremarkable. They have roundish leaves with slight teeth but are relatively similar to many other seedling plants.

General Structure: With kale-like curly leaves and an underground vegetable, rutabaga isn’t much to look at. Keep an eye out for the top of the vegetable itself poking through the soil.

Leaves: With long whitish stems and large, curly leaves, the top of a rutabaga can look similar to lettuce or kale. There generally will be far fewer leaves in a mature rutabaga than a plan that’s cultivated for its leaves. They closely resemble turnip as well but are larger and waxier.

Flores: Bright yellow and small, on tall stalks.

Vegetables: The rutabaga itself grows below ground, but may protrude slightly above the dirt. Look for its purplish reddish hue. The bottom of the vegetable will be whitish.

Notable Characteristics:

Lookalikes: The leaves resemble kale leaves or lettuce leaves, but are much less bushy and curly. They closely resemble turnips as well but are larger and waxier.

Espinacas

Seedling: The initial pair of leaves from a spinach plant is thin and grass-like, but quickly the seedling produces rounded leaves that look just like the baby spinach you purchase in a grocery store!

General Structure: Spinach plants look like a bunch of spinach leaves, very short and quite thick. You harvest them as soon as the leaves are big enough to eat, so there’s not much time to lose track of the plant.

Leaves: Spinach leaves are dark green, slightly rounded, and a bit glossy. The central vein is often a bit indented, giving the tips of the leaf a slightly backward curl.

Flores: Spinach only flowers if you neglect to harvest the leaves on time. Then, it produces a tall stalk with small greenish-white flowers on it.

Vegetables: The leaves are the product when it comes to spinach!

Notable Characteristics: Look for rounded, dark green, very smooth leaves.

Lookalikes: Spinach is relatively familiar and easy to identify since it looks exactly like what you’d buy at the store! It’s much smaller than other leafy vegetables.

Squash

Seedling: Young squash quickly start to produce the puckered, toothed leaves characteristic of the adult plant.

General Structure: Squash is notorious for “taking over” gardens. It’s got huge leaves and tends to grow as a long, wandering vine.

Leaves: Large and rough, squash leaves have toothed edges and pucker or wrinkle slightly around the veins. They are often hairy.

Flores: Yellow or orange, fused near the base. Squash leaves are often large and soft or even floppy.

Vegetables: Squash is a variable group of plants. The gourd that’s produced can range from long and yellow to small and green. Identifying squash by its gourd is probably your best bet if you’ve forgotten which variety you planted where.

Notable Characteristics: Squash is nearly unmistakeable thanks to its huge, hairy leaves and tendency to dominate a corner of the garden patch.

Lookalikes: Since pumpkin is a type of squash, it can be a bit tricky to tell it apart. Look at the fruit the vine is producing to narrow down which type of squash you have!

Turnip

Seedling: Seedling turnips have long stems with heart-shaped leaves. They are a pale green and closely resemble radish seedlings.

General Structure: Turnip plants have long, slightly curly leaves that closely resemble rutabaga. Rutabaga grows larger and has less bright leaves, but otherwise, it can be a bit tricky to tell these plants apart.

Leaves: Large, bright green, and curly. Turnip leaves are toothed and significantly longer than they are wide, with prominent stems.

Flores: Bright yellow, somewhat resembling a buttercup.

Vegetables: The turnip itself grows underground, but you might see its purplish top poking out. The bottom of the turnip is white. They closely resemble rutabaga but are smaller.

Notable Characteristics: The flowers are unique, but you don’t want to see them! That means your plant has “bolted.”

Lookalikes: Very similar to rutabaga, but a bit smaller and brighter colored with less waxy leaves.

Zucchini

Seedling: Young zucchini quickly starts to produce the puckered, toothed leaves characteristic of the adult plant.

General Structure: Zucchini grows as a large-leaved bushy plant that quickly takes over parts of your garden. It has slightly hairy stems and leaves.

Leaves: Large, lobed, and pointy, zucchini leaves look like monstrous maple leaves. They are quite hairy!

Flores: Like most squash flowers, zucchini flowers are yellowish orange and soft or even floppy.

Vegetables: Zucchini looks much like cucumbers. They’re long, green, rounded, and a bit wax.

Notable Characteristics: Look for the long, narrow, green zucchini. Luckily, cucumber (a close look-alike vegetable) looks nothing like zucchini as a plant!

Lookalikes: As another member of the squash family, zucchini resembles squash in most ways. It’s best to identify based on the vegetable produced.


So, are you feeling inspired now that you know these everyday vegetables have edible leaves?

You’ll find lots of modern, approachable recipes for all of these plants in my newest book, The No-Waste Vegetable Cookbook: Recipes and Techniques for Whole Plant Cooking.

Buy it at Amazon, Barnes & Noble, Books A Million, Indigo, Book Depository (free shipping worldwide), or your local independent bookseller. (Tip: You can ask any bookseller to place an order for you. Support local!)

About Author

Linda Ly

I'm a plant lover, passionate road-tripper, and cookbook author whose expert advice and bestselling books have been featured in TIME, Outside, HGTV, and Food & Wine. The No-Waste Vegetable Cookbook is my latest book. Garden Betty is where I write about modern homesteading, farm-to-table cooking, and outdoor adventuring — all that encompass a life well-lived outdoors. After all, the secret to a good life is. Read more »


Ver el vídeo: Partes comestibles de las plantas