Interesante

Enfermedad de la roya blanca: control del hongo de la roya blanca en el jardín

Enfermedad de la roya blanca: control del hongo de la roya blanca en el jardín


Por: Jackie Rhoades

También llamada Staghead o ampolla blanca, la roya blanca afecta a las plantas crucíferas. Todas estas plantas son miembros de la familia de las coles (Brassicaceae) e incluyen verduras como el brócoli, la coliflor, las coles de Bruselas y la col rizada, que pueden arruinar la cosecha.

Enfermedad de la roya blanca - ¿Qué es la roya blanca?

¿Qué es el óxido blanco? Es una enfermedad que causa masas distintivas de esporas blancas calcáreas a las que a veces se hace referencia como pústulas que aparecen primero en la parte inferior de las hojas. Estas masas parecidas a ampollas, llamadas soros, se forman debajo de la dermis (piel) de la hoja y no se pueden raspar sin dañar la hoja. El tallo y las hojas pueden torcerse y deformarse. La roya blanca puede infectar y también infectará las partes florales. El brócoli y la coliflor, en particular, producirán cabezas muy deformadas y para los jardineros que recolectan semillas para la siembra del año siguiente, esas semillas serán estériles.

La roya blanca es una de las varias especies del hongo. Albugo. Ocurre comúnmente cuando las noches son frescas y húmedas y los días son cálidos. El momento perfecto para cultivar verduras crucíferas también proporciona las condiciones de crecimiento perfectas para Albugo. Controlar el hongo de la roya blanca sería fácil si pudiéramos controlar las temperaturas de primavera y otoño, ya que florece entre 57 y 68 grados F. (14-20 C.). Desafortunadamente, no podemos controlar la temperatura más de lo que podemos controlar las lluvias de primavera o las mañanas cubiertas de rocío que adora este hongo.

Tratamiento de óxido blanco

Si su jardín ha sido afectado por la roya blanca en el pasado, debe buscar cepas resistentes en el futuro. No existen fungicidas específicos para el tratamiento de la roya blanca y una vez que la enfermedad se vuelve desenfrenada, hay poco que hacer. Dicho esto, los fungicidas que se usan para tratar el mildiú velloso a veces son efectivos contra la roya blanca, particularmente los cultivos más frondosos. El tratamiento debe comenzar con los primeros signos de infección. Los métodos para controlar el hongo de la roya blanca o cómo prevenir la roya blanca son en gran parte orgánicos.

El control del hongo de la roya blanca depende de la comprensión del ciclo de vida de los hongos en general. Los hongos se reproducen produciendo esporas, pequeñas células microscópicas, cada una de las cuales es capaz de convertirse en un hongo y establecer así una nueva colonia, lo que vemos en la hoja o el tallo. Debido a su tamaño minúsculo, estas esporas se transportan fácilmente de una planta a otra, o de un jardín a otro, por el viento o el agua. Dado que hay una capa protectora, muchas de estas esporas pueden permanecer inactivas durante largos períodos de tiempo, sobreviviendo tanto en condiciones frías como áridas. Cuando las condiciones vuelven a ser adecuadas, "florecen".

El secreto para prevenir la oxidación blanca es doble. Primero está la eliminación de los lugares donde se esconden las esporas. Los escombros del jardín nunca deben dejarse invernar. Incluso el crecimiento de las plantas que parece saludable puede albergar esporas esperando para propagar la enfermedad en la primavera siguiente. Obviamente, los desechos infectados deben eliminarse lejos del área del jardín. Como es casi imposible recolectar y destruir todos los restos de escombros, considere labrarlos como otra forma de tratamiento de óxido blanco. Si bien la labranza no destruye las esporas, puede evitar que se expongan a las condiciones de crecimiento que requieren.

El segundo paso para controlar el hongo de la roya blanca es la rotación de cultivos. Los lechos infectados no deben replantarse con vegetales crucíferos durante al menos tres años.

Recuerde, una buena limpieza del jardín es esencial para controlar el hongo de la roya blanca, así como muchas otras enfermedades del jardín, por lo tanto, debe ser una parte regular de su calendario de jardinería. Ese viejo adagio sigue siendo cierto: una onza de prevención vale una libra de cura.

Este artículo se actualizó por última vez el

Leer más sobre las enfermedades de las plantas


Que es enfermedad de la planta de óxido? Esta enfermedad fúngica afecta a una amplia gama de plantas leñosas y herbáceas. Aunque rara vez mata a las plantas, reduce la salud, el vigor y la producción de flores de una planta.

¿Qué causa el óxido?

La enfermedad de la roya es causada por un parásito fúngico que necesita plantas vivas para sobrevivir. Las enfermedades del óxido ocurren con mayor frecuencia en condiciones leves y húmedas. El óxido se transmite por esporas que se transfieren de plantas infectadas a plantas sanas. Estas esporas pueden ser transferidas por el viento o por el agua, razón por la cual la roya a menudo se propaga después del riego. También se necesitan superficies mojadas para causar infecciones.


Cómo deshacerse del óxido en los frijoles

Artículos relacionados

La roya del frijol es un hongo que ataca las hojas, las vainas y los brotes de las plantas de frijol. Las esporas de hongos se propagan rápidamente y pueden acabar con todo un jardín de frijoles si no se controlan. El síntoma más común de la roya se ve en las hojas, que se cubren con una mezcla de amarillo, marrón y rojo. El uso de fungicidas y el control de las condiciones que conducen a la roya del frijol son las mejores formas de evitar que el hongo ataque su jardín.

Use tijeras de podar para cortar brotes enteros que hayan afectado las hojas y las vainas de frijoles. Si bien es posible prevenir la propagación del hongo eliminando las hojas y vainas afectadas individualmente, es posible que el hongo ya se haya propagado a una hoja adyacente. Es más seguro eliminar brotes enteros.

Aplicar fungicidas a la primera señal de óxido. Los fungicidas solo son efectivos si se aplican antes de que la roya invada las plantas de frijol. Diluya todos los fungicidas en agua, de acuerdo con las instrucciones del fabricante, a menos que la solución esté lista para usar. La Universidad de California sugiere aplicar azufre en la primavera, incluso antes de la primera indicación de óxido.

Retire y vuelva a plantar las plantas que estén en contacto con los frijoles o reduzcan el flujo de aire alrededor de los frijoles. La roya del frijol se propaga más fácilmente cuando aumenta la humedad, por lo que mantener un buen flujo de aire alrededor de las plantas protege mejor contra los hongos.

Usa una regadera para regar los frijoles. Los aspersores y las mangueras pueden hacer que el agua salpique de una planta infectada a otra, provocando la propagación de las esporas de hongos. Si debe utilizar una manguera, hágalo en condiciones tranquilas y con una presión de manguera baja. No rocíe agua en condiciones de viento.

Compruebe si hay arañas rojas. Lo que parece ser la roya del frijol podría ser una infestación de ácaros. Si se dejan solos, los ácaros destruirán las hojas, convirtiéndolas en un marrón amarillento, similar a la roya del frijol. Los ácaros son pequeños insectos rojos que crean redes que parecen polvo en las hojas. Los acaricidas y el azufre funcionan bien para mantener a raya a los ácaros.

Chris Miksen, ubicado en Pittsburgh, ha estado escribiendo artículos instructivos sobre una amplia gama de temas para publicaciones en línea desde 2007. Actualmente es propietario y opera un negocio de venta ambulante. Miksen ha escrito una variedad de artículos técnicos y comerciales a lo largo de su carrera como escritor. Estudió periodismo en el Community College of Allegheny County.


Control de Enfermedades

Examine las plantas de espinaca con regularidad para detectar cambios o anomalías. Identifique las enfermedades antes de tratarlas para obtener resultados óptimos. Comuníquese con un profesional autorizado o un agente de extensión del condado local para obtener ayuda con el diagnóstico si no está seguro de qué enfermedad está afectando a la planta de espinaca.

Busque en las hojas de espinaca los síntomas de la enfermedad del mildiú velloso. Busque manchas amarillas en las hojas que crezcan y se desvanezcan a un tono marrón claro. Busque en la parte inferior de las hojas un crecimiento difuso en un tono púrpura.

Retire y destruya las plantas de espinaca afectadas por el mildiú velloso. Aplique un fungicida a las plantas que aún no presenten síntomas de enfermedad. Rocíe las espinacas con un fungicida que contenga un ingrediente activo como mefenoxam para un control eficaz del moho.

Examine las plantas en busca de la roya blanca, un problema común en las espinacas. Busque primero la presencia de pequeñas manchas amarillas en la superficie de las hojas. Busque "masas de esporas elevadas (sori) de color blanco tiza, cursi, que se encuentran principalmente en las superficies inferiores de las hojas", según la Extensión de la Universidad de Illinois.

Rocíe las plantas jóvenes infectadas con un fungicida inmediatamente después del desarrollo de los síntomas. Rocíe un fungicida con un ingrediente activo como Pyraclostrobin durante el clima fresco y húmedo una vez cada una o dos semanas. Retire y destruya las plantas maduras infectadas, ya que los fungicidas no pueden revertir el daño avanzado de la roya blanca.


Controles culturales

La falta de fungicidas registrados para controlar el óxido blanco en los nabos limita sus opciones a los controles culturales. Una de las claves es comprar semillas de alta calidad que se producen en un clima seco.

Dado que el organismo puede invernar en restos de plantas en el suelo, intente plantar su semilla en un lecho bien drenado que no tenga residuos de plantas.

Es importante eliminar las malezas crucíferas como la mostaza o la bolsa de pastor cerca de sus plantas, ya que pueden albergar la enfermedad. Si puede, rote sus nabos con un cultivo no crucífero durante al menos dos años para purgar el suelo de esporas infecciosas.

Trate de minimizar las salpicaduras por encima de la cabeza. Eso no evitará que el óxido cause enfermedades, pero puede minimizar su gravedad.

Después de haber cosechado los nabos, incorpore cualquier residuo de cultivo restante en el suelo lo antes posible, para que se descomponga y reduzca las posibilidades de que las esporas sobrevivan.